LCLAA DE MILWAUKEE

Home  

About unions   Latinos and unions   Immigrant Workers Workers' Rights Worker Compensation Unemployed workers Organizing a union Find a Union
Portada   Acerca de sindicatos  Latinos y los sindicatos   Trabajadores inmigrantes Derechos de trabajadores Trabajadores lesionados Trabajadores desempleados Organizar un sindicato Buscar  un sindicato
La Prensa Laboral de Milwaukee    Comité de Escritores de LCLAA      octubre 1999    ENGLISH

Latinos en el movimiento laboral

Cuando se habla de latinos y la influencia latina dentro del movimiento laboral norteamericano, el nombre de Cesar Chavez y las luchas de la Unión de Agricultores Unidos indudablemente surgirán.  Cesar Chavez fue ciertamente un pacifista, tremendo líder obrero,  y campeón de garantías constitucionales.  Sin embargo, se le ocurre a los miembros de la rama de Milwaukee del Consejo Laboral para el Adelanto del Obrero Latinoamericano (AFL-CIO)  que los talentos y la influencia de los latinos en otros sectores del movimiento laboral es a menudo dejada inexpresada en la sombra de este legado fácilmente accesible.  El siguiente artículo es la primera parte en una serie perfilando a latinos en el movimiento laboral local cuyos esfuerzos y dedicaciones  para la mejoría de condiciones para la gente obrera que ha sido continuamente siendo vital para la causa de justicia para trabajadores en todas partes. 

Nacida y criada  en Milwaukee, Diane Zaragoza siempre ha entendido lo que significa ser una americana de herencia latina mexicana.  Como la hija de Nacho Zaragoza, un músico bien conocido y líder de una orquesta latina, ella aprendió temprano cómo llevar esa herencia con orgullo. 

El primer envolvimiento personal de Diana con sindicatos comenzó aproximadamente cuatro años atrás. Mientras trabajar como una técnica de electrocardiógrafos en la unidad cardiaca del Hospital Saint Francis,   Diana fue informada por el Local 5001 de la Federación de Enfermeras que estaban considerando una petición de los especialistas de servicio en el hospital que fueran incluidas en su sindicato local. 

Tomando en cuenta de lo que ella refirió como las "muchas quejas" de sus compañeras de trabajo tocante a sus condiciones en el trabajo, Diana dio la bienvenida a la unión y fue inmediatamente elegida para la posición de delegada.  Después solamente un año y medio en esta posición de liderazgo, la obvia habilidad de Diana le llevó a su posición actual como presidenta del Local.

"Siento una obligación para involucrarme,” dijo Zaragoza.  " Siempre he sabido que la unión no va a funcionar para usted sin cualquiera acción por su parte. Usted tiene que involucrarse y asegurarse que el sindicato funcione. Eso aplica por cualquiera, pero especialmente si usted es un minoría," dijo Zaragoza. 

Junto con sus deberes como presidenta, Diane también se alista como voluntaria para varios comités del sindicato local. Diana tomó parte en patrocinar una mesa de la Federación de Enfermeras en la Fiesta Mexicana. Fue instrumental en asegurar que una petición de apoyo  de la legislación para proteger informantes (Whistleblower Laws), que fue circulada en la mesa, estaba disponible en inglés y español.

Como si ella no huberia tenido bastante puesto en su plato, Diana es también una miembra fundadora de LCLAA de Milwaukee donde ella mantiene la posición de la mesa directiva de secretaria y es líder de varios comités.  "Es definitivamente un montón de trabajo," afirmó Zaragoza, "pero nosotros los latinos necesitamos involucrarnos en el proceso y dejar de tener miedo… Se requiere bastante más que simplemente pagar las cuotas."

 

Latinos in the Labor Movement

When speaking of Latinos and Latino influence within the North American labor movement, the name Cesar Chavez and the struggles of the United Farm Workers Union will undoubtedly come up.  Cesar Chavez was indeed a tremendous labor leader, pacifist, and civil rights champion.  However, it occurs to the members of the Milwaukee chapter of the AFL-CIO Labor Council for Latin American Advancement that the accomplishments and influence of Latinos in other sectors of organized labor are often left unmentioned in the shadow of this easily accessible legacy.  The following article is the first part in a series profiling Latinos in the local labor movement whose efforts and dedication to the improvement of conditions for working people have been and continue to be vital to the cause of justice for workers everywhere.

Born and raised in Milwaukee, Diane Zaragosa has always understood what it means to be an American of Latino – Mexican--heritage.  As the daughter of well-known musician and Latino orchestra leader, Nacho Zaragoza, she learned early on how to carry that heritage with pride.

Diane’s first personal involvement with unions began approximately four years ago. While working as an EKG Technician in the cardiac unit of St. Francis Hospital, Diane was informed by the Federation of Nurses Local 5001 that they were considering a request by the service specialists at the hospital to be included in their Local.

In view of what she referred to as the “many complaints” from her fellow workers regarding their working conditions, Diane welcomed the union and was immediately elected to the position of Steward.  After only one and a half years in this position Diane’s obvious leadership ability led her to her current position as Chapter Chairperson with the Local.

“I feel an obligation to get involved” stated Zaragosa.  “I have always known that the Union is not just going to work for you without any action on your part.”  “You have to get involved and make sure it does. That goes for anyone, but especially if you are a minority,” said Zaragoza.

Along with her duties as Chapter Chairperson Diane also volunteers for several Local Union committees. Diane was involved in the Federation of Nurses sponsoring a table at Fiesta Mexicana and was instrumental in assuring that a petition in support of Whistle Blower Legislation being circulated at the table was available in English and Spanish.

As if she didn’t have enough on her plate Diane is also a founding member of the Milwaukee LCLAA where she holds the Executive Board position of Recording Secretary and is chairperson of several committees.  “It is definitely a lot of work” stated Zaragoza, “but we Latinos need to get more involved in the process and stop being afraid… It takes a lot more than just paying dues.”